¿Crecer? decrecer? Lo importante es que te adaptes

El mundo de los negocios, es un terreno cada vez más cambiante, inestable, que exige una gran flexibilidad.

Startups que hoy no valen nada, mañana están valoradas en una fortuna, y viceversa.

Porque, hoy día ¿Cómo saber cuánto tiempo vas a necesitar una oficina?;
¿Cómo saber cuánto tiempo vas a necesitar un despacho?; ¿Cómo saber las características, tamaño, servicios, infraestructura que debe tener ese despacho?; ¿Cómo nos aseguramos de que nuestro negocio no crece y necesitamos más puestos de trabajo? o ¿Cómo saber que no nos daremos cuenta de que el espacio físico no es tan importante para un negocio como el nuestro?..

¿Lo más importante es crecer? Nosotras creemos, que importa más: saber y poder adaptarse. Ser flexible, tanto en infraestructura, como en la actividad misma (oferta, valores, tendencias…) Flexibilidad, adaptabilidad e innovación.
Flexibilidad para poder adaptarse a los cambios, romper la rigidez y ser capaces de ampliar nuestra visión, adaptabilidad para facilitar, suavizar el proceso de cambio, para que el riesgo sea mínimo (tener una estructura que minimice los riesgos) e innovación para intuir, prever y adelantarnos a esos cambios.

Ésto, que hoy día es motivo de estrés, angustia, miedo, o incluso, actúa como freno a la hora de emprender (¿Hasta cuándo existirá esta demanda?, ¿Hasta cuando durará el interés o la necesidad de las personas consumidoras por mi producto y/o servicio?…) se puede mitigar utilizando las herramientas a nuestra disposición para estar preparados y preparadas para estos posibles (casi inevitables cambios).

No podemos esperar que hoy día, con un mercado cambiante, personas consumidoras cada vez más estimuladas y, afortunadamente, informadas y con más poder e influencia en los procesos de compra… nuestro negocio tenga una previsión de vida estable. Ya no.
Podemos decidir no arriesgarnos a montar un negocio, para así evitar los vaivenes, o podemos decidir arriesgarnos, pero si nos arriesgamos, lo mejor será ser conscientes, de cómo, la evolución, el desarrollo tecnológico, la globalización… han hecho imprevisible qué pasará mañana, se pueden, y de hecho hay pronósticos, pero el mercado y el futuro de tu negocio, son inciertos.

Parece una visión negativa. Asusta. Pero además de que existen muchas soluciones a nuestro alcance que minimizan los riesgos, ésto, aumenta la emoción (que en todo negocio se pierde  con los años) la dedicación, rompe la monotonía, evita automatizar tareas o pensamientos… y nos mantiene siempre alerta, siempre innovando, siempre creando y siempre, desarrollando la creatividad. Tener un negocio, es estimulante, de principio a fin.

Y la gran pregunta, es, ¿Cómo minimizar los riesgos de un futuro incierto para mi negocio?
La respuesta es sencilla: evitando tener capital congelado.
Minimizar el activo en “stock”.
Productos, infraestructura y por supuesto, personal.

Si no sabes si tu empresa existirá mañana, ¿Cómo decidir el tamaño de tu oficina?
Si no puedes intuir si tus consumidores y consumidoras querrán poder acudir a una oficina física ¿Por qué invertir en un local hoy?
Si no sabes si mañana tu personal se multiplicará, ¿Cómo elegir los metros de la misma?

Iniciativas de espacios colaborativos, como los Centros de Negocios o espacios de coworking (y otras maravillosas nuevas propuestas, profesionales o no,  que han ido surgiendo a raíz del descubrimiento, o resurgimiento/renacimiento de la economía colaborativa: cohousing, coliving…) facilitan, además de la no acumulación de bienes (algo que la crisis ha demostrado haber sido una idea muy desacertada), la flexibilidad y adaptabilidad a entornos cambiantes e inciertos.
*nota al final 

Los Centros de Negocios, aumentamos la capacidad de los negocios de adaptarse a los cambios del mercado, de los gustos, necesidades, deseos… cambiantes de las personas consumidoras etc.

Los Centros de negocios, somos flexibles, contamos con personal que puede invertir más tiempo en tu negocio, si la situación lo requiere, y disponemos de espacios que se adaptan a tus necesidades, y por los que solo tienes que pagar, si haces uso de ellos.

¿Vas a necesitar una sala de formación para nuevas personas empleadas? ¿Un despacho para reunirte con un cliente potencial? ¿Necesitas organizar un evento y disponer de servicios adicionales?
Y la pregunta más importante: Para esos requerimientos puntuales, ¿es preciso que dispongas de esos espacios para ti sola o solo?
Nosotras/os, te ayudamos, ofreciendo tiempo, profesionalidad, espacios, proveedores de servicios que externalizamos (catering, servicios de streamming, videoconferencias, gestión de redes y comunidades sociales…)

Para nosotros/as es realmente emocionante, acompañar a las empresas en su trayectoria, facilitarles la adaptación a los cambios, ver que crecen, que se adaptan…

Y ver, que estar en Centro de Negocios Seavi hace más llevadera esa adaptación, que les facilitamos espacios y servicios que hacen posible que las empresas tengan la capacidad de ajustarse a esos cambios. Sean, grandes cambios, en los que el negocio repentinamente crece o disminuye, o pequeños altibajos del día a día, picos de actividad, que podemos solventar desde el Centro de Negocios, (asumiendo tareas administrativas que requieren gran dedicación, pero externalizarlas no supone un riesgo, todo lo contrario ya que nuestro personal está altamente cualificado y está en continua formación).

 

*Nota
Podríamos extendernos durante horas, hablando de los beneficios e iniciativas de economía colaborativa. Nos limitamos a mencionar algunas iniciativas relacionadas con el tema que estamos tratando.

Por lo interesante de esta vieja-nueva tendencia, que hace, a nuestro parecer muy positivamente, tambalearse el sistema económico actual y se presenta como una alternativa que nace desde las personas, para las personas, al alcance de todas y haciendo horizontales las relaciones (laborales o no) os dejamos algunas páginas en las que podéis ampliar la información al respecto.

*OuiShare es una comunidad y Think-and-Do-Tank cuya misión es “Crear y promover una sociedad colaborativa justa, abierta y de confianza conectando personas, organizaciones e ideas”.

*Libro “Vivir mejor con menos” de Albert Catigueral

*Aunque existen otras, infinitas aplicaciones de la economía colaborativa, por haberlos mencionado, en este artículo de El Blog Salmón podéis informaros sobre qué es el Cohousing y gracias este artículo de Yorokobu,que ya compartimos hace un tiempo, sabréis un poco más sobre el Coliving 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Abrir la barra de herramientas