Las oficinas ya no son lo que eran

“Las nuevas tecnologías han revolucionado el trabajo de oficina. Las llamadas de teléfono se hacen desde cualquier parte, y los correos electrónicos han sustituido cartas, faxes y circulares. Sin embargo, los lugares de trabajo apenas han cambiado. Mesas y sillas, algún despacho y otras tantas salas de reuniones. ¿Se adapta esta tipología a las necesidades de hoy?”

Los creadores de 3G Office creen que no puesto que la forma de trabajar ha evolucionado con los años: “Antes la tecnología estaba enganchada a la mesa, pero ahora, con el móvil, el portátil y las tabletas, no estamos ligados a un sitio fijo”. Tras realizar diversos estudios de ocupación de sedes corporativas han llegado a la conclusión que rondan el 60%, es por eso que las empresas deben cambiar el modo en el cual conciben los espacios de trabajo y adaptarse a la nueva realidad.

Si 4 de cada 10 puestos de trabajo están, en un momento cualquiera desocupados, debemos apostar por la flexibilización, tanto en horarios como en lugares. Y cuando hablamos de trabajo flexible pensamos en diversas zonas de trabajo colaborativo y muy variado: salas para reuniones formales, zonas de espera y recepción de clientes, áreas de ‘brainstorming’ y salas de creatividad.  Cada una con sus características para una función concreta.

En Seavi Centro de Negocios apoyamos esta iniciativa ofreciendo espacios de trabajo esporádicos o permanentes en Vitoria-Gasteiz con el fin de adaptar las oficinas a las necesidades de la compañía  y potenciar un incremento de la productividad.

1 Comment on Las oficinas ya no son lo que eran

  1. Alquiler de oficinas en Madrid
    31/08/2016 at 11:00 am

    Yo creo que lo mejor que se puede hacer es volver a lo que antes se tenía con los clientes, ese trato afable y cara a cara, que ahora, por desgracia las nuevas tecnologías no nos dejan experimentar.
    Reuniones por skype, llamadas por Hangouts… Desde mi opinión creo que las nuevas tecnologías han cambiado las comunicaciones, obviamente, y que producen que el emisor y el receptor pierdan parte importante de la información que se expresa en una conversación real (sin intermediación de aparatos electrónicos).
    Por esto, os animo a que volvamos al alquiler de oficinas, aunque sea de forma conjunta como se hace hoy en día.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Abrir la barra de herramientas