Los centros de negocios cubrimos necesidades reales

Es una creencia cada vez más extendida en el mundo de los negocios: Escuchar al cliente es la clave del éxito de cualquier empresa.

Escuchar a quien consume nuestro producto o servicio, es necesario, sin duda. El producto está diseñado para él/ella y debe cumplir sus expectativas y cubrir sus necesidades.

Sin embargo, es importante tener en cuenta, que cada cliente/a es un mundo y busca satisfacer SUS necesidades.

¿Puede nuestro producto o servicio cubrir las necesidades de toda la sociedad?

Si quieres evitar frustraciones, asume en este mismo momento, que no vas a conseguir “fabricar” el producto o servicio perfecto que cubra varias necesidades de un gran número de consumidores y consumidoras (con millones de necesidades muy distintas).

Busca, por tanto que tu producto/servicio sea sencillo, que su simpleza lo haga tan comprensible, tan transparente que no haga falta explicarlo y por supuesto, que facilite la vida de las personas.

Hay tantas necesidades, que querer aumentar la utilidad de tu producto o servicio cubriendo el máximo, convertirán tu negocio en algo inútil. Tan útil para todo y todos/as, que su complejidad lo hace inútil (o increíblemente caro)

“La clave del diseño de productos no es hacer productos más complejos con más funcionalidades que la competencia, sino hacer productos más sencillos, fáciles de usar y con menos funcionalidades que los de la competencia… pero que lo que hagan lo hagan de forma excelente.”

Mantén al cliente en el centro, pero atiende no tanto lo que dice que necesita, como lo que de verdad necesita. (Escúchale, te dará grandes ideas y ayudará a encaminar tu negocio, pero no tomes sus palabras como una verdad absoluta)

En base a esta creencia, fue como nosotros/as decidimos un día montar nuestro Centro de Negocios, algo tan sencillo como ofrecer espacios de trabajo para alquilar.

El tiempo, las tendencias sociales, los cambios en los modelos empresariales y forma de trabajo etc. nos han llevado tras 16 años a ser una necesidad no solo para los que quieren ahorrar o no tener sobresaltos en su coste mensual, sino también para aquellos/as que quieren flexibilidad y movilidad laboral, a los que buscan proyectar una imagen prestigiosa y sólida…

¿Estáis de acuerdo con nosotros/as?

Nosotr@s estamos muy de acuerdo con el blog de Javier Megias quien nos ha inspirado y nos ha brindado información para esta entrada del blog.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Abrir la barra de herramientas