Posts Tagged ‘felicidad’

¿Qué es?

photo-1422433555807-2559a27433bd

“Las mañanas de domingo cuando, atontados pero felices por ese día de asueto que empieza, nos ponemos un viejo jersey cómodo y bajamos a preparar el café (…) Uno se siente deliciosamente medio dormido todavía, disfruta aún unos instantes, en silencio, de no estar sometido a la ley del trabajo, se frota los ojos con aprecio por sí mismo y, cuando ya se eleva el olor palpable del café caliente, se sienta al fin ante su tazón humeante, (…) y, entornando los párpados, reconoce en silencio el sabor agridulce de la felicidad”.
Muriel Barbery

vacaciones Seavi

Os lo llevamos diciendo muchos años, y éste, no íbamos a cambiar de mensaje, ¿Para qué? Si es lo que pensamos, si es lo que nos mueve a seguir trabajando duro.

Queremos que seas feliz. Queremos que disfrutes PLENAMENTE de tu vida, y de tus vacaciones.

No podemos definir la felicidad, ¿somos felices?…
Lo que sí podemos describir, nombrar, enumerar… son los MOMENTOS que nos hacen ser felices, y creemos, que a más momentos que nos hagan sonreír, mayor será nuestra sensación de plenitud y felicidad.

Por eso, deberías dedicar esfuerzos en hacer tu día a día lo más agradable posible. Ser consciente de que cada momento es irrepetible y que debes, o deberías encontrar el equilibrio perfecto entre lo que te hace feliz y tus responsabilidades.

Desde Centro Internacional de Negocios Seavi, creemos firmemente en que nuestros servicios hacen posible que muchas personas, muchos y muchas profesionales se liberen de carga de trabajo y consigan disfrutar más de las cosas que verdaderamente les importan.

Por eso, este verano os ofrecemos un 10% de descuento en  nuestro servicio de Oficina Virtual con Atención Telefónica.

Para que podáis disfrutar y vivir momentos de los que os hacen sonreír, y en septiembre poder decir, sí, ha sido un buen verano, sí, he disfrutado, sí, he sido y soy feliz.

Podéis ampliar información sin compromiso por e-mail seavi@seavi.es   teléfono 945267100  o  vía WhatsApp 618497344

 

Centros de negocios innovadores

picjumbo.com_IMG_6037

picjumbo.com_IMG_6037¿Por qué un Centro de Negocios debe estar siempre innovando y adaptándose a las nuevas necesidades?
¿Por qué debemos informarnos y re-informarnos de las nuevas tendencias laborales, de espacios de trabajo etc?
¿y por qué os intentamos transmitir toda esta información?

Centro de Negocios Seavi, es un espacio de trabajo, ofrecemos oficinas, coworking corporativo, salas de reuniones, de formación, showroom, work station etc. pero sobre todo, intentamos ser facilitadores/as e impulsores/as de innovación para las empresas que eligen trabajar en nuestros espacios.

Por eso, además de hablaros de flexibilidad laboral, de deslocalización, de movilidad… debemos trabajar arduamente día a día para poner a vuestra disposición todos los recursos que sean necesarios para que la implantación de medidas que “modernicen” las estructuras de vuestros negocios, no supongan un sobrecoste para vosotros/as, ya sea en el tiempo que tengáis que dedicar a buscar alternativas a los métodos tradicionales, o bien porque hacer uso de los nuevos recursos ralentice el ritmo de vuestra empresa.
Por eso innovamos continuamente. 
¿De qué serviría que os hablásemos de movilidad y deslocalización, si no pudiésemos ofreceros el servicio de videoconferencia? O si no pudiésemos haceros llegar toda la información importante sea la que sea vuestra ubicación?
¿De qué serviría que os hablásemos de movilidad si no os ofreciésemos una red de Centros de Negocios a los que poder acceder estés dónde estés?
¿De qué serviría, hablaros de flexibilidad si no os asegurásemos que Seavi cubrirá las necesidades y requerimientos de tu empresa cuando tú no estés?

Los Centros de Negocios apostamos por modelos de negocio y de trabajo en el que las personas puedan ser más felices, cansados y cansadas de ver a personas que “viven para trabajar” decidimos ofrecer servicios y espacios que permitan la conciliación y poder afrontar el trabajo de una forma que no invada y embriague todas nuestras vidas (las de nuestros clientes y clientas) que las personas aprendamos y podamos separar vida-trabajo y así disfrutar plenamente de todos los acontecimientos que tienen lugar fuera de las 4 paredes de nuestra oficina.

Con la llegada de la tecnología (y todo lo que ella aporta al trabajo) la labor de los Centros de Negocios cobra sentido, pero también nos encontramos con el handicap de que es mucho más difícil conseguir que la gente desconecte y delegue (cuánto más sencillo es trabajar 24h/día, más difícil nos resulta lograr que las empresas con/para las que trabajamos, desconecten)

Cuando las 4 paredes de nuestra oficina, nuestro correo electrónico, nuestra agenda caben en el bolsillo de nuestro pantalón, ¿Cómo conseguimos romper ese lazo, que crea a partes iguales satisfacción y tranquilidad y frustración y estrés?

Los Centros de Negocios nos comprometemos contigo, con tu negocio y sobre todo con tu felicidad.

 

 

Estamos pasando por la vida sin vivirla

Decrecer

Parar para poder seguir,
callar para poder hablar,
decrecer para poder crecer,
desposeer, para poseer.

¿Trabajar para vivir,
o vivir para trabajar?

Día a día observamos el ritmo frenético de las personas que trabajan aquí, o allí. Día a día tenemos que ver cómo madres y padres sin tiempo para sus hijos/as agradecen el día que pueden salir un poco antes (a la hora) para poder estar con sus familias. Día a día vemos personas cansadas, estresadas, ahogadas en su trabajo… Día a día vemos personas que no viven.
Personas que se desplazan por las calles de forma mecánica, siempre con un destino, siempre con algo que hacer, siempre sin tiempo para mirar alrededor, para disfrutar de los detalles, sin tiempo ni costumbre de mirar a la cara a las personas con las que se cruzan por la calle. Personas que incluso automatizan sus hobbies, porque en esta sociedad no puedes permitirte parar, ni siquiera para coger aire. Personas que no se preguntan ¿Estoy haciendo lo que quiero, o estoy haciendo lo que se supone que debo hacer o lo que la inercia me obliga a seguir haciendo?

Hoy queremos haceros un regalo en forma de texto. Un maravilloso artículo que nos habla de la importancia de vivir despacio. Elogio de la lentitud

“Creo que vivir deprisa no es vivir, es sobrevivir.
Nuestra cultura nos inculca el miedo a perder el tiempo,
pero la paradoja es que la aceleración nos hace desperdiciar la vida.”

“Hoy todo el mundo sufre la ENFERMEDAD DEL TIEMPO:
la creencia obsesiva de que el tiempo se aleja y
debes pedalear cada vez más rápido”

“La velocidad es una manera de no enfrentarse a lo que le pasa a tu
cuerpo y a tu mente, de evitar las preguntas importantes…
Viajamos constantemente por el carril rápido, cargados de emociones,
de adrenalina, de estímulos, y eso hace que no tengamos nunca el tiempo
y la tranquilidad que necesitamos para reflexionar y preguntarnos
qué es lo realmente importante.”

“La lentitud nos permite ser más creativos en el trabajo,
tener más salud y poder conectarnos con el placer y los otros”

“A menudo, TRABAJAR MENOS significa trabajar mejor.
Pero más allá del gran debate sobre la productividad
se encuentra la pregunta probablemente más importante de todas:
¿PARA QUÉ ES LA VIDA?

Nos prometieron que la tecnología trabajaría por nosotros y que seríamos más felices, pero hay estadísticas que demuestran que trabajamos 200 horas más al año que en 1970 y la insatisfacción vital y la velocidad definen nuestro tiempo.

Sabemos que no es fácil. No se trata de una elección personal, sino del ritmo socialmente marcado para producir, producir, producir… La forma de trabajar aceptada (pero no por ello poco cuestionada, ¿acaso nos hemos parado a aceptarla?) para poder consumir, consumir, consumir… para poseer.
Para poder hacer un listado de posesiones tangibles, medibles, monetizables… la pregunta es ¿Cuántas experiencias tienes en tu lista? o lo que es más importante: ¿Cuántos días, de tu día a día, pondrías en un lista de experiencias gratificantes? ¿Cuántos días de tu vida (cotidiana) repetirías si pudieses?

Vivimos en un sociedad en la que trabajamos de lunes a viernes (las/os afortunadas/os) sin respirar, sin vivir, sin darnos cuenta, sin pararnos a mirar los detalles, para poder disfrutar “plenamente” los fines de semana, las vacaciones… Convertimos el día a día en un puro trámite para alcanzar, poder permitirnos, merecer los momentos en los que podemos relajarnos, parar, VIVIR (y resulta que pocos/as conseguimos disfrutarlos plenamente)

¿Compensa?
Nosotros/as estamos seguros/as de que no.
No compensa pasar por la vida sin mirar, sin parar… 340 días al año, para vivir 25
No compensa. Estamos tomando, sin decidirlo, el camino equivocado.

Se nos están pasando las pequeñas grandes vivencias, estamos disfrutando de ciudades a las que viajamos, sin disfrutar de la ciudad en la que vivimos. Estamos trabajando para poder hacer regalos a nuestros seres queridos porque no podemos pasar tiempo con ellos.
Estamos pagando comidas en restaurantes, mientras durante la semana comemos solo para sobrevivir.
La prisa nos hace vivir con inercia, la inercia nos hace convertir cada cosa que hacemos en una simple gestión. Y no disfrutamos de las gestiones, disfrutamos de los pequeños placeres, y para disfrutarlos tenemos que tomarnos el tiempo necesario para vivirlos.

Nos estamos olvidando de vivir. Nos estamos olvidando de relacionarnos con otras personas. Estamos viviendo en la superficie de nuestras vidas, y tal vez, cuando nos demos cuenta, sea demasiado tarde.

La hiperactividad actual nos lleva a vivir por inercia, dedicando toda nuestra energía a metas externas que se oxidan con el paso del tiempo y olvidando las cosas importantes de la vida.

Somos esclavos de los horarios, del ruido, del consumo, de la hipoteca y de lo que se espera de nosotros, y eso equivale simplemente a sobrevivir pero no a vivir consciente y responsablemente.

“Lo que denuncio no es la rapidez en si misma, sino que vivimos siempre en el carril rápido y hemos creado una cultura de la prisa donde buscamos hacer cada vez más cosas con cada vez menos tiempo, que hemos generado una especie de DICTADURA SOCIAL que no deja espacio para la pausa, para el silencio, para todas esas cosas que parecen poco productivas. Un mundo tan impaciente y tan frenético que hasta la lentitud la queremos en el acto.”

“La velocidad en si misma no es mala. Lo que es terrible es poner la velocidad, la prisa en un pedestal…Al principio era sólo el terreno laboral pero ahora ha contaminado todas las esferas de nuestras vidas, como si fuera un virus: nuestra forma de comer, de educar a los hijos, las relaciones, el sexo… hasta aceleramos el ocio. Vivimos en una sociedad en que nos enorgullecemos de llenar nuestras agendas hasta límites explosivos”

No podemos ofreceros un cambio en la sociedad, no podemos ofreceros un cambio en los marcos laborales de vuestras empresas. No podemos cambiar mucho, solo vuestra mirada. Para poder ver el mundo con otros ojos, tenemos que saber mirar, a lo simple, a los detalles. Cuando puedas verlos, querrás disfrutarlos.

En Centro de Negocios Seavi queremos gente con tiempo. Gente que deje de trabajar al salir por la puerta de la oficina. Personas que vean crecer y disfruten de sus hijos/as. Personas que vivan. Intensamente. Sin miedo. Con ilusión. Todos los días.

 

Saca al niño/a que llevas dentro… y emociónate

VALE DE DESCUENTO SEAVI

¿Recordáis cuando eráis niños/as?
La mayoría, excepto casos aislados, odiábamos el colegio. Unos/as lo odiaban con todas sus fuerzas y otros/as no tanto, pero todos y todas, sin excepción podíamos decir al menos 3 cosas que nos apetecía hacer en cada momento en lugar de ir a clase.

Si recordáis eso, probablemente recordaréis también el sabor agridulce del mes de septiembre. Esa sensación templada, de bien y mal, de ganas y no ganas que nos invadía durante los últimos días de agosto y los primeros de septiembre.

Esa sensación, no era más que la ilusión de empezar de nuevo, la posibilidad de hacer las cosas de otra manera, la convicción de que ese curso haríamos cada cosa a su debido tiempo y el estrés no terminaría por fastidiarnos el curso, quitándole importancia al hecho de que el verano terminaba y había que volver a clase.
La emoción de nuevos retos, nuevos compañeros/as, nueva clase, reducía lo que sin esas novedades podía convertirse en el mes más deprimente del año.

Buscar el lado bueno de las cosas, es una actitud muy humana, una forma de aprender de los errores o de hacer menos dolorosos los malos momentos. Sin embargo, también es muy humano, buscar y rebuscar el lado bueno, pero no provocar que exista ese lado bueno. Tener miedo de los cambios, no crear los cambios (únicamente amoldarnos de la mejor manera a los que nos vienen).

¿Añoras esa sensación de los días previos a volver al cole? El olor de los libros nuevos, los nuevos retos, la emoción de cambiar de clase… Entonces, ¿por qué no provocas esa sensación en ti cada vez que puedes? ¿Por qué no te permites emocionarte como un niño/a?, ¿Por qué no generas situaciones que te impulsen a ponerte nuevos retos, nuevas actitudes… que te colmen de ilusión?

Cambiar de aire, cambiar de decorado, tiene las mismas consecuencias en la gente adulta que en los niños/as. ¿Te has planteado, que cambiar de oficina puede ayudarte a empezar el año con mucha más ilusión?

movilidad sostenibleSi no puedes permitirte el lujo de cambiar de oficina, al menos realiza un cambio importante en la decoración, que te permita emocionarte y cuestionarte tu forma de hacer las cosas.
Cambia de transporte o el camino que recorres todos los días para llegar a tu oficina.

La cuestión, es que los cambios, son beneficiosos para ti.

Y sino, mirad lo que dice 3CERO en su artículo, Me tengo que ir…

Por eso, si nos llamas ahora, y nos mencionas la existencia de este vale de descuento, podrás aprovecharte de este descuento para empezar el año con las pilas bien cargadas y el corazón lleno de ilusión, esperanza y nuevos retos para 2015.

VALE DE DESCUENTO SEAVI

Hoy es un buen día para empezar a planear tu futuro.

 

Los tiempos están cambiando

 

Lo vamos entendiendo poco a poco, la vida no es eterna y no necesitamos acumular bienes para ser más felices, más bien, al contrario.

Alfa inmobiliaria destaca que tradicionalmente, en España, arrendar era sinónimo de “tirar el dinero” pero ese concepto, ahora ha cambiado.

Poseer bienes (inmuebles sobre todo) nos produce verdaderos quebraderos de cabeza: la hipoteca, el inestable precio de pisos, locales…

El concepto de alquiler ha entrado con fuerza, y lo hemos asimilado como algo positivo, beneficioso y que libera nuestra cabeza de preocupaciones como el IBI, los seguros etc.

Las tendencias sociales invitan a no poseer tanto, a compartir más,
a reutilizar, a co-habitar espacios, compartir saberes y enriquecernos con lo que nuestro entorno nos pueda, o nos quiera aportar.

Vale! Hemos asumido que alquilar una vivienda no es tirar el dinero, sino más bien vivir relajad@, disfrutar de los pequeños placeres de la vida, no vivir por encima de nuestras posibilidades.

Con el alquiler de una oficina, pasa lo mismo, liberarte de ataduras, liberarte incluso del mantenimiento, limpieza…
¿ Y porque no alquilar también impresora, teléfono, fax, espacio, recepcionista…?

Vivimos un momento, en el que contratar a alguien supone: miedo, un compromiso para/con él o ella, que muchas personas tememos asumir. Así que optamos por ofrecer un servicio peor, asumir nosotros/as las tareas que en una situación mejor gestionaría personal contratado. Así que si al miedo de tener que asumir gastos (impresora, teléfono, factura de luz, agua, internet… gastos imprevistos.) le sumamos que vamos a tener que ocuparnos de atender todas nuestras llamadas. ¿Cómo vamos a ser profesionales completos/as, estables y felices?

El día que elegiste tu profesión, o tu empleo te eligió a ti, te hiciste un montón de promesas.

Te prometiste “trabajar para vivir y no, vivir para trabajar”

Libérate, relájate, disfruta de  tu trabajo, y no tengas miedo a lo que aumenta tu gasto cada día.

Llama a un centro de negocios, hay muchos repartidos por el mundo, elige una oficina bonita donde trabajar vaya a ser placentero, pregunta el precio, y ese, sin sumar ni un euro más, será lo que pagarás cada mes.

La asociación de centros de negocios, ACN, pone a tu disposición en su web un amplio listado de Centros de Negocios. 

¿Qué opináis?, ¿Qué estaríais dispuestos a compartir, y qué no compartiríais bajo ningún concepto?, ¿Estáis de acuerdo con nosotros/as y defendéis que la falta de posesiones te permite vivir más libremente y disfrutando de las cosas que te importan de verdad?

 

 

Abrir la barra de herramientas